top of page

Sigo siendo una buena madre cuando cuido de mi.

Actualizado: 9 ago 2021

Cuando empezamos en nuestro rol de madres, nuestra atención se vuelca hacia nuestros hijos, a su cuidado, alimentación, salud, abrigo y todo lo que tiene que ver con su bienestar.

Y si, las miradas que nos rodean son hacia cómo está creciendo ese bebé, hasta es una manera de calificarnos por el buen trabajo que estamos haciendo. Te parece familiar?


La atención que nos damos a nosotras suele bajar de nivel, y puede ser temporal hasta que le agarremos el ritmo para el cuidado del nuevo integrante, pero a veces nos perdemos en esta atención y nos descuidamos de nosotras, asumiendo que al hacerlo pasamos a segundo plano el rol de madres que es el que estamos “estrenando”.


Aquí un dato curioso! Solo podemos dar lo que tenemos, así que mientras nuestros recursos interiores se sigan agotando hacia la atención al bebé, corremos el riesgo de que en un momento nos quedemos sin ellos y nos sintamos agotadas.


Mientras te recargues haciendo lo que más disfrutas, cuidando de ti, comiendo, durmiendo, conversando y demás, podrás recargar tus energías para tenerlas cuando le estés entregando a tu bebé ese cuidado que requiere. Cuidar de ti como madre te ayuda a poder entregar lo mejor de ti y no lo más agitado de ti. Será una experiencia increíble en lugar que sea un sacrificio lo qué haces por tu bebé .


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page